Que los seres humanos amamos los desafíos y competiciones no es nada nuevo. Nuestra pasión por los juegos es verdaderamente innata, por lo que podemos llegar a estar completamente adictos hasta el juego más simple. ¿Pero la gamificacion en las empresas realmente funciona?

 

 

 

 

Gamificacion en las empresas: ¿qué beneficios tiene?

Uno de los primeros ejemplos de gamificación que funcionó vino de la mano de FoldIt .  FoldIt parece más o menos un juego de puzzle pero en realidad , lo que realmente se pide a los jugadores es descubrir las estructuras de proteínas y enzimas. El primer reto que FoldIt lanzó fue la estructura de una enzima que ayuda a reproducir un virus similar al SIDA. Para entonces, los científicos llevaban tratando de resolver el acertijo más de 15 años. Con la ayuda de Internet llegaron a la solución 3 semanas después. sin embargo, estos resultados vinieron de parte de una empresa externa, pero que puede hacer la gamificación cuando se implementa en su interior?

 

Mayor compromiso y productividad 

La gamificacion en las empresas puede crear un mayor compromiso con las tareas que de otro modo se consideran «aburridas» o con proyectos que no han recibido mucha atención. Google, por ejemplo, creó un juego para que sus empleados presentaran sus gastos de viaje. Si se quedan por debajo de su asignación, tienen tres opciones: obtener el resto dinero en su próximo cheque de pago, ahorrar los fondos para usar en viajes futuros o donar a una organización benéfica. Así mismo, Microsoft consiguió que sus trabajadores participaran en un complejo proyecto de localización de idiomas a través de un «juego de calidad de lenguaje». A través de una aplicación Silverlight, los usuarios pueden ver pantallas de traducciones que podrían mejorar o marcar como correctas. Por otro lado, Microsoft Japón fue más allá.. dio la opción de coger un día libre para jugar y para participar en juegos. También han utilizado la gamificación para «Comunicar la esperanza», cuyo objetivo final era aumentar la productividad, y en varias pruebas a la beta versiones de sus programas.

 

Un proceso eficiente de reclutamiento

 Otras compañías llevan aún más lejos la gamificación , incorporándola en su proceso de reclutamiento. La división húngara de la conocida firma de consultoría PwC creó Multipoly La cual recrea la empresa en un mundo virtual. Los candidatos están invitados a jugar en este mundo virtual como aprendices, en cualquiera de los roles de la empresa Manager, Director, Consultor… ¿Los resultados? El número de aplicaciones ha aumentado, el periodo de prácticas para el desempeño del puesto de trabajo es más corto y se despide menos gente.

Este último punto fue especialmente importante para Formaposte, un servicio postal francés. La compañía había luchado con la retención de empleados durante años, lo que fue aumentando los costos con los servicios de reclutamiento y servicios. Hace unos años atrás decidieron lanzar una academia online que permitió a los usuarios asumir el papel de un empleado durante una semana. Los jugadores se enfrentan a situaciones de la vida real, como tener que despertar temprano por la mañana y dilemas éticos.

En general, los candidatos cuentan con expectativas más realistas y el porcentaje ha descendido de un 25% a sólo un 8%. La compañía también encontró que los candidatos estaban más preparados para asumir el trabajo y hacían mejores preguntas.

Google, por otro lado, promovió los códigos de competición. En teoría, los desarrolladores están compitiendo por el premio de 50.000 $. En realidad, la compañía está en busca de talentos crecientes y habilidades espectaculares.

Por último, una empresa que ha utilizado la gamificación tanto para reclutar y crear conciencia de marca es Domino´s Pizza . El juego no está disponible en español, pero Domino’s Pizza Mogul desafía a los clientes a crear ideas de pizza y promocionarlas en las redes sociales. La iniciativa comenzó en 2012 y en menos de un año se registraron 63.000 usuarios. Habían creado alrededor de 130 000 pizzas y más de 10 000 puestos sociales. La idea inicial era mostrar a la gente que Domino´s puede ser un lugar «divertido, creativo» para trabajar y desarrollar liderazgo. Desde 2014, Domino’s también está pagando una pequeña comisión por cada pizza que cada usuario vende.

 

Motivación Extra para Programas de Capacitación

Otra razón – y tal vez la mejor – para implementar la gamificacion en las empresas es el desarrollo y la formación de programas más exitosos. Aunque muchos empleados ciertamente dan la bienvenida a la oportunidad de crecer, siempre es una lucha para mantenerse motivado para cursos largos. La imagen se vuelve aún más oscura si estos no son programas de equipo y los trabajadores deben hacer todo por sí mismos. Pero antes de que las empresas realmente comenzaran a pensar en gamificar su formación, las escuelas online y las aplicaciones educativas les habían ganado más o menos la batalla. Duolingo, una popular aplicación de aprendizaje de idiomas, es famosa por aprender lecciones jugando. Los estudiantes ganan insignias y deben pasar lecciones previas para   “desbloquear “niveles avanzados.

Una de las primeras empresas que realmente apostaron por la gamificación fue Cisco. Como las redes sociales ganaron más y más poder, la compañía buscó inscribir a sus empleados a un programa de entrenamiento en redes sociales … que consistía en nada menos que 46 cursos. Así los trabajadores estarían ansiosos por avanzar en el «juego» y competir por más certificaciones. Había 3 niveles (especialista, estratega y maestro) y 4 sub-certificaciones para recursos humanos, comunicaciones externas, ventas y equipos de socios internos. A veces, el juego también requería desafíos de equipo mixto, lo que provocó la colaboración entre compañeros de trabajo. Otro beneficio era: aumentar el espíritu del equipo. Hasta 2015, más de 650 habían sido certificadas en más de 13.000 cursos tomados.

Deloitte tomó una ruta similar. La compañía había diseñado un entrenamiento de liderazgo integral para altos ejecutivos, pero muy pocos lo estaban iniciando. Y de los pocos que empezaron, aún menos los completaron. La solución gamificada introdujo banderas, tablas de clasificación y símbolos. En teoría, los ejecutivos no sólo intentaron avanzar en el juego, sino que también crearon una buena dosis de competencia entre ellos. Con los símbolos, era posible saber cuántos ejecutivos estaban participando y cuántos cursos habían completado. Los resultados fueron estelares: el tiempo promedio para completar el programa disminuyó en un 50% y hubo un aumento del 46,6% en el número de usuarios que regresan diariamente al sitio web.

 

 

 

 

Si actualmente esta buscando que su personal participe a nuevas prácticas, sigue el ejemplo de estas empresas y haz de la gamifiación una oportunidad para ellos también puedes contactar con nosotros.